Bicicleta para el agua

Desde que eramos chicos hemos aprendido a ir en bici, primero con la ayuda del papi o la mami, después con 2 ruedecitas chicas acopladas a la rueda de atrás, que ayudaban a mantenerse recto, después con sólo una rueda acoplada, y por fin conseguiamos al cabo del tiempo mantenernos rectos en la bici en un alarde de equilibrio que hasta a nosotros mismos nos sorprendía.

Ahora llega un nuevo concepto de bici, que no creo que sea problema de equilibrio, y la verdad es que me gustaría utilizar una. Se trata de una bici para el agua que mas bien parece una nave espacial, y que en principio parece un poco sofisticado, pero eso sí, muy apetecible.

Bici par el agua

La bicicleta para el agua, funciona con el impulso del movimiento humano (aunque no me extrañaría que las pruebas la hicieran con monos).

Este nuevo invento, mitad pedal mitad bote, lo ha sacado a la luz GBO Design una empresa Holandesa.

Una de las ventajas de este nuevo concepto de bici es que no contamina, y además se hace ejercicio.

Vía: Inhabitat